• Complejo ATICA Edificio 5, Madrid
  • 91 005 23 94
  • info@intranetparaempresas.es
Cómo funciona una intranet para una empresa
Usted está aquí: Inicio \ Sin categoría \ Cómo funciona una intranet para una empresa
27 febrero 2017 - 11:02, por , en Sin categoría, sin comentarios

La intranet es una red informática que está entrando con fuerza en el mundo de los negocios. Surge como solución a la descentralización y descontrol de las empresas sobre su actividad diaria. La intranet permite unificar toda la información y ofrece un acceso directo a todos los empleados de la compañía. Además de estas ventajas, este sistema es totalmente seguro. Solo podrán visualizar la información aquellas personas que tengan autorización. Queda lejos de la mirada de terceras personas.

En cuanto al funcionamiento más práctico de la intranet, este sistema se puede integrar con otro tipo de aplicaciones corporativas. De esta forma, se favorece que los usuarios accedan a entornos con los que ya están familiarizados a la vez que se potencian las cualidades de todas las herramientas. Por otro lado, este software permite destacar contenido o recomendarlo en el panel de actividad para que el resto de personas se fijen en ello. De la misma forma, se pueden gestionar grupos de trabajo e intercambiar documentos o archivos.

Qué se consigue con una intranet

Las empresas podrán obtener grandes beneficios con esta red informática. Existen una serie de puntos fundamentales que crearán un entorno más limpio y diseñado para la estrategia empresarial. Estos puntos son:

  1. Encontrar lo que estamos buscando de forma rápida y sencilla
  2. Reducir el ruido en la información, es decir, las noticias que no son relevantes pero que pueden liarnos.
  3. Descubrir o identificar a expertos o grandes potenciales en el sector.
  4. Compartir contenido y recibir un feedback.
  5. Disponer de contenido siempre actualizado.
  6. Conexión permanente entre los empleados que trabajan en distintos departamentos.

Principales resultados de la intranet

  1. Colaboración y productividad.
  2. Generación de nuevas ideas.
  3. Eficaz comunicación con los clientes.
  4. Satisfacción de los empleados
  5. Gestión del tiempo a la hora de encontrar información.
  6. Éxito en el envío de emails. Se reducen las posibilidades de repetir correo, se describe en ellos información más valiosa y están mejor enfocados a la estrategia de la empresa.
  7. Éxito en las reuniones celebradas dentro de la empresa. Mejor entendimiento y más ideas sobre la mesa.
  8. Reducción de las tareas duplicada. Por lo tanto, mayor productividad.
Sobre el autor

Los comentarios están cerrados aquí.